Monuments Men: una revisión cómica de la Segunda Guerra Mundial

A finales de la II Guerra Mundial, a un selecto grupo de historiadores, directores de museos y expertos en arte, se les encomienda la importante y peligrosa misión de recuperar las obras de arte robadas por los nazis durante la guerra, para devolvérselas a sus legítimos propietarios. Era una misión imposible: las obras estaban muy bien custodiadas y el ejército alemán tenía orden de destruirlas en cuanto el Reich cayera. Pero aquellos hombres, en una carrera contrarreloj, arriesgaron sus vidas para evitar la destrucción de miles de años de cultura de la humanidad.

Este es el argumento de Monuments Men dirigida y con guión de George Clooney, que ha tratado de seguir la línea de Argo, y con un elenco brillante, entre los que encontramos a George Clooney, Matt Damon, Bill Murray, John Goodman, Cate Blanchett, Bob Balaban y Jean Dujardin. Con una temática tan atractiva y que ha funcionado tan bien como la Segunda Guerra Mundia y un elenco tan espectacular, todo el mundo auguraba grandes resultado a Monuments Men.

Estrenada ayer en España, hemos de decir que nadie que busque una película épica se conformará, Monuments Men no lo es, es una comedia ambientada en la Segunda Guerra Mundial y se queda en eso, una comedia con un trasfondo de desgracia humana como lo fue la Segunda Guerra Mundial. Pese a no ser una gran película, es distraída e incluso hay momentos en los que engancha al espectador, en gran parte gracias a actores como Bill Murray, John Goodman y Cate Blanchett.  Lo que más falla en esta historia es la multitud de diferentes tramas, lo que provoca una escasa profundización en los personajes y que en ocasiones puede llegar a parecer multitud de sketches con una temática similar.

Se ha de decir que como comedia funciona, muestra algunas de las calamidades del nazismo pero sin ser escenas de gran crudeza. Además muestra una faceta de Hitler que no muchos conocían, la del artista que ambicionaba tener el museo más completo y grande del mundo y  asimismo que le rindiera culto. Para ser sinceros, muy poca gente tenía idea de la existencia de unos soldados que rescataban piezas de arte. Solo por habernos acercado un poco a esta historia, agradecemos haber visto esta película, que además de distraída, sales del cine sabiendo algo nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s