Las disculpas de Lvov

Cien policías del cuerpo de antidisturbios han pedido perdón al pueblo ucraniano en la ciudad de Lvov, al oeste del país. Arrodillados, estos han prometido lealtad a los habitantes de un país que la semana pasada perdía 82 vidas en las protestas contra el Gobierno en Kiev. A pesar del gesto, la población de Lviv les recibía bajo un manto de insultos y pequeños objetos que lanzaban sin ninguna contemplación. Y es que no es para menos, ya que ¿hasta qué punto pueden aceptar sus disculpas?

Ucrania, desde hace varios meses, vive sumida en el absoluto caos. Desde que su presidente, Viktor Yanúkovitch declinara los acuerdos de adhesión a la Unión Europea por un acercamiento a Rusia, el pueblo no ha hecho otra cosa más que luchar por acercarse a un ámbito más democrático (en apariencia) que no el imperio de Vladimir Putin. El problema es que a Ucrania no han hecho más que darle la espalda, desde sus representantes o masacradores hasta sus aspiraciones. Aquello por lo que tanto han luchado no les ha hecho caso hasta la caída (y desaparición) del presidente del país y solo para reanudar las negociaciones. Algo similar ha hecho Rusia, únicamente interesada en mantener la influencia ejercida sobre su vecino, pero más ahora que no está Yanúkovitch. Parece que Oeste y Este quieren jugar a la Guerra Fría, pero está vez en Ucrania. Pero ¿dónde estaban cuando Ucrania se desangraba en una casi guerra civil?

Por eso el pueblo no puede comprender el arrepentimiento del cuerpo policial. Ahora se ponen a su servicio, pero no con Yanúkovitch en el trono ¿Sinceridad o miedo al linchamiento popular? ¿Acaso se sienten desprotegidos? Más lo estaba los 45 millones de ucranianos ante los que hoy se postran.

Otro caso similar es el de Venezuela. Distintas razones, distintas culturas…pero la brutalidad policial, la misma. 13 muertos lleva el país sudamericano ¿Tendrá que caer Maduro para que esto pare? ¿Les ayudará alguien de fuera o aparecerán más tarde, para disputarse Caracas?  Y es que todos nos tendríamos que preguntar ¿Tan sometidos estamos por las instituciones que preferimos cumplir nuestro deber antes que proteger la vida de otra persona? Por lo visto, sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s